Historia

De las Congregaciones Marianas a la Comunidad Mundial de Vida Cristiana

Estamos convencidos de que la CVX tiene mucho que ofrecer a la Iglesia y a la sociedad en que vivimos. El papel que las CONGREGACIONES MARIANAS desempeñaron en la formación de los laicos y al servicio del Reino en más de 400 años de historia es una herencia preciosa para la CVX. Pero CVX no es solamente el nuevo nombre por el que se denominan las Congregaciones desde 1967. Usando la expresión del padre Louis Paulussen, la CVX representa el renacimiento de un movimiento, casi un nuevo inicio. La nueva identidad de la CVX está expresada en los Principios Generales, aprobados en 1971 y revisados en 1990. Pero ya desde el inicio se sintió la necesidad de complementar este documento fundamental con otros documentos que explicitaran mejor el proceso de formación propio de la CVX.

Breve resumen de nuestra historia

Ignacio de Loyola funda la Compañía de Jesús

Un profesor jesuita llamado Jean Leunis reúne un grupo de estudiantes del Colegio Romano para crecer espiritualmente — nace la Congregación Mariana. Este primer grupo se vuelve muy pronto un modelo para otras congregaciones en todo el mundo.

El Superior General de la Compañía de Jesús, Claudio Aquaviva, aprueba las Reglas Comunes para aquellos que desean adoptar la vida de la congregación.

El Papa Gregorio XIII autoriza, con la Bula papal Omnipotentis Dei, la primera Congregación del Colegio Romano (la Prima Primaria) como cabeza de todas las Congregaciones.

El Papa Sixto V, a petición de la Compañía de Jesús, publica la Bula Superna Dispositione. Esta Bula confiere al Superior General de la Compañía de Jesús el derecho de agregar a la Primera Congregación otros grupos, aunque estén formados por personas que no sean alumnos de los colegios de los jesuitas.

Puede ser de interés para nosotros hoy día recordar que en esta primera etapa de la Compañía de Jesús, los jesuitas y los laicos miembros de las Congregaciones trabajaban en equipo. Durante este siglo la vida de la Congregación no sólo llegó a su apogeo sino que comenzó a decaer en su espíritu.

En nuestras tierras ya estaban formadas las primeras comunidades de españoles, nativos y morenos.

El Papa Benedicto XIV, con la Bula Praeclaris Romanorum, trató de renovar la vitalidad de la Congregación. Esta Bula incrementó los beneficios espirituales de sus miembros concediéndoles nuevas gracias lo que tal vez produjo el efecto contrario. En aquellos momentos la Compañía de Jesús, víctima de intrigas políticas, estaba ya luchando por sobrevivir.

El Papa Clemente XIV firma un documento suprimiendo la Compañía de Jesús. Por disposición del mismo Papa, las Congregaciones se volvieron una asociación más de la Iglesia universal. Durante el siglo dieciocho crecieron considerablemente las congregaciones, de 2500 a 80.000. La consecuencia fue una disminución en el fervor y en la práctica. La vida espiritual de los miembros y su atención social hacia los marginados de la sociedad quedaron reducidos a prácticas piadosas y acontecimientos anuales y simbólicos. La Congregación Mariana se volvió un movimiento piadoso de masas, distinto de lo que Ignacio o Jean Leunis habían pretendido.

El P. Ledóchowski, Superior General de la Compañía, convoca una reunión de jesuitas que trabajan con las Congregaciones Marianas. Funda el Secretariado Central. Era el primer secretariado de las obras de los jesuitas. Hoy día existen en la Curia de la Compañía ocho secretariados semejantes para diversas obras. Este fue el primer paso hacia la restauración.

El Papa Pío XII, con su Constitución Apostólica Bis Saeculari,da un estímulo importante a la renovación de las Congregaciones Marianas. “Bis Saeculari” era exactamente lo que hacía falta: una declaración autorizada y clara sobre la identidad auténtica de las Congregaciones Mariana, una llamada apremiante a la reforma, orientaciones para el futuro y algunas declaraciones sobre el apostolado laical en general. El impacto de este documento fue enorme”. (P. Paulussen SJ en “DIOS TRABAJA ASÍ”).

Convocados por el Superior General P. Janssens, 71 jesuitas provenientes de 40 países, se reúnen en Roma como primera respuesta a la Bis Saeculari.

El primer congreso mundial para el apostolado laical tiene lugar en Roma. Cuarenta delegados de 16 países aprovechan esta oportunidad para reunirse y discutir la idea de una federación mundial.

Congreso Eucarístico en Barcelona: se aprovecha la oportunidad para reunirse y seguir discutiendo sobre la Federación Mundial. Se pide al Secretariado Central que prepare unos Estatutos.

El mismo Papa aprueba la Federación Mundial de las Congregaciones Marianas.

1a Asamblea Mundial en Roma

2a Asamblea en Newark, USA

3a Asamblea de la federación mundial en Bombay, India

4a Asamblea Mundial en Roma, un nuevo nombre y un nuevo comienzo: Comunidades de Vida Cristiana.

El Papa Pablo VI confirma, en la fiesta de la Anunciación, los Principios Generales de la Federación Mundial de las Comunidades de Vida Cristiana.

Asamblea Nacional de Congregaciones Marianas. Hasta 1969 Argentina formó parte de la Federación Nacional de Congregaciones Marianas.

5a Asamblea en Santo Domingo, una crisis y un gran reto. (Los Principios Generales fueron enmendados y aprobados por la Santa Sede en 1971)

6a Asamblea Mundial en Augsburgo, Alemania: Llamados a ser libres Para la liberación de todos los hombres.

Asamblea Nacional en Buenos Aires. Se modifican los estatutos y se adoptan los Principios Generales de la CVX.

7a Asamblea Mundial en Manila, Filipinas: Llamados a ser pobres, Pobres en Cristo para un mejor servicio.

Asamblea Nacional en Mendoza. Nace la Federación Nacional de CVX y se empiezan a formar nuevas comunidades en Buenos Aires.

8a Asamblea Mundial en Roma: Llamados a ser una Comunidad Mundial al servicio de un solo Mundo.

9a Asamblea Mundial en Providence, USA: El reto a ser una Comunidad Mundial en misión para “promover la justicia”.

El Consejo Ejecutivo Mundial participa en el proceso de reorganización de la CVX en Argentina.

10a Asamblea Mundial en Loyola, España: Mirando a María como modelo de nuestra misión “Haced lo que Cristo os diga”.

Contacto fluido entre comunidades de Mendoza y Buenos Aires.

Finaliza la institucionalización de la CVX en Argentina con la designación del nuevo Consejo Nacional.

11a Asamblea Mundial en Guadalajara, Mexico: Llamados a ser una Comunidad Internacional “al servicio del Reino, para ir y dar mucho fruto”.

12a Asamblea Mundial en Hong Kong, China: Llamados a ser una “Comunidad en misión” para llevar fuego a la tierra.

Asamblea Nacional en Buenos Aires.

Encuentro Latinoamericano en San Miguel, Buenos Aires.

Asamblea Nacional en San Miguel. Comienzan a formarse las primeras comunidades en Santa Fe

13a Asamblea Mundial en Itaici, Brasil: Profundizando en nuestra identidad como un cuerpo apostólico B clarificando nuestra misión común – “CVX, una carta de Cristo, escrita por el Espíritu y enviada al mundo de hoy” (según 2 Cor 3, 3).

Encuentro Nacional de Iniciación en San Miguel, Buenos Aires.

Encuentro Nacional en San Miguel, Buenos Aires.

Creación de los Consejos Regionales de Santa Fe y Buenos Aires.

Encuentro Latinoamericano en Montevideo, Uruguay.

Asamblea Nacional en San Miguel, Buenos Aires.

14a Asamblea Mundial en Nairobi, Kenya: Enviados por Cristo, miembros de un solo cuerpo.

Encuentro Nacional de Formación.

Asamblea Nacional en Santa Fe. Los Consejos Regionales pasan a formar parte del Consejo Ejecutivo Nacional.

Encuentro Nacional en Esperanza, Santa Fe.

15a Asamblea Mundial en Fátima, Portugal: Avanzando como cuerpo apostólico: nuestra respuesta a esta gracia de Dios. “Los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado” (Mc 6, 30-34).

Asamblea Nacional en Bella Vista, Buenos Aires.

Encuentro Nacional en San Miguel, Buenos Aires. Nuevas comunidades en Corrientes, Córdoba y Mendoza.

16a Asamblea Mundial en Líbano: Desde nuestras Raíces hacia las Fronteras. “Este es mi hijo amado. Escuchen lo que Él dice” (Mc 9,7).

Asamblea Nacional en Esperanza, Santa Fe.

Encuentro Nacional en Corrientes.

Postulación para ser sede la Asamblea Mundial 2018 junto a Uruguay y Paraguay.

Encuentro Nacional de Formación en San Miguel, Buenos Aires.

El Consejo Ejecutivo Mundial acepta la postulación para ser sede de la Asamblea Mundial 2018.

Asamblea Latinoamericana en Lima, Perú.

17a Asamblea Mundial en Buenos Aires, Argentina: CVX un regalo para la Iglesia y para el mundo. “¿Cuántos panes tienen? Vayan a ver”. (Mc. 6,38).

Asamblea Nacional en Luis Guillón, Buenos Aires. Bajo el lema: “Aquí tienes Señor, nuestros panes y peces”

Asamblea Latinoamericana en Cienfuegos, Cuba.

X